26 agosto 2007

Broken Sword

A quien le guste la aventura gráfica como a mí, conocerá de sobra la serie de videojuegos Broken Sword. Esta entrada se la dedico a los que saben más o menos de qué va pero nunca lo han jugado (decídete, tío) y a la gente que no es entendida de este género de juegos o no conoce la saga (por cierto, la palabra "saga" no está del todo bien utilizada en el anterior contexto, pero es la que define con más exactitud).

Hasta ahora han visto la luz cuatro entregas de Broken Sword (brouquen soord), todas ellas con un argumento muy bien pulido y decenas de personajes con un diálogo estupendo. Aunque el juego esté disponible para varias plataformas, hablaré como si sólo existiera para PC (desde que probé el primero para la PS1 decidí no volver a intentarlo).

La gran estrella protagonista, cuyo sarcasmo desternillante le da vida al humor del juego, es el abogado estadounidense George Stobbart («con dos bes y con dos tes»), por el cual, como se puede apreciar en las imágenes, también va pasando el tiempo. Este rubio hijo de rico de buena memoria y bolsillos de capacidad infinita tiene fascinación por la historia (habla latín, lo podemos comprobar en la primera entrega), y además la fastidiosa facilidad de meterse en líos y tener que salvar el mundo cada dos por tres. Sus comentarios son, a mi parecer, lo mejor del juego (sin despreciar las interesantes tramas, los demás personajes, los gráficos de las primeras entregas y los currados acertijos). El doblaje al español (que no existe en la cuarta entrega) era perfecto, mítico (Tomás Rubio, un tipo polémico, está detrás de los discursos de George).

La primera de las cuatro fue a llamarse Broken Sword: La Leyenda de los Templarios (1996) (o "Circle of Blood" en el país de las hamburguesas). Es el mejor de todos sin duda, para la crítica, para la mayoría de los usuarios y para mí. Los gráficos en 2D que todos los seguidores echan en falta fueron dibujados a mano de manera magistral. Y el sistema de point-and-click (para interactuar con objetos o personas había que ponerles el cursor encima y cliquearlos) le venía como anillo al dedo. A esta entrega Gamespot la venera con un 9.2 (notad el 10 en "gráficos"). Está entre mis juegos favoritos y recomiendo jugarlo alguna vez en la vida.

Todo empieza cuando Jorge se estaba tomando un cafelito en París y la cafetería vuela por los aires. Aquí empieza una odisea en la que recorre montones de rincones buscando pistas (pistas que lo llevan tras la huella de una sociedad neotemplaria, con lo que aprenderá mucho de los antiguos Templarios), pasando por las alcantarillas de París, por un típico bar irlandés y hasta por aquí por España. Pero no está solo, no. Resulta que en su aventura se hizo amiguito de Nico Collard, periodista francesa a la que, como vemos, el tiempo le sienta muy bien.

Nico es una co-protagonista a la que nos vamos acostumbrando hasta tal punto que en la segunda entrega, Broken Sword II: las Fuerzas del Mal (1997), podemos controlarla durante más o menos un 40% de la trama. La segunda entrega es muy buena, muy recomendable, pero si antes he dicho que el primero es el mejor y además lo mantengo, significa que no supera a la Leyenda de los Templarios. Creo que es más fácil; los acertijos no son desesperantes (tal vez algunos). Es demasiado corto. El argumento (relacionado con un dios de la cultura Maya) no profundiza tanto en la historia como en el caso de los Templarios, y no estariá nada mal que lo hiciera para conocer un poco más de los interesantes Mayas. Además el final no es ni la mitad emocionante que en el primero. Y acabo de enumerar casi sin darme cuenta los únicos defectos que le he encontrado al juego para que no supere a su predecesor. En todo lo demás es igual o mejor que éste. Los gráficos, todavía 2d, están perfeccionados. Los comentarios de George Stobbart no han perdido su frescura. Etcétera. Gamespot le da un 7,9 y dice: "es Circle of Blood con nuevos personajes, una nueva trama y una nueva amenaza a la armonía del mundo".

El tercero es el de la discordia. Broken Sword: El sueño del dragón (2003). Es el que más rechazo ha causado porque: 1) engordaron a George una dimensión, y 2) liquidaron el point-and-click. A mí... me encantó. Es como el capítulo en que Homer Simpson sale en tres dimensiones, y no por salir en tres dimensiones el capítulo deja de gustarte, él sigue con la misma chispa encima. Yo no paré hasta pasármelo. Y pienso que los de Gamespot no se equivocan al puntuarlo con un 8,1 y decir que es un juego que refresca el género de la aventura gráfica. Pues no, recibió muchas críticas y hasta provocó el desarrollo por parte de fans alemanes de Broken Sword 2.5 (en 2D). Está bien, prefiero las dos primeras entregas, pero no deja de gustarme Broken Sword 3, que por cierto vuelve al argumento de los templarios y te lleva por paisajes muy diferentes, donde controlas sucesivamente a George y a Nico.

De la cuarta entrega, Broken Sword: El Ángel de la Muerte (2006), no puedo decir mucho porque todavía no lo he terminado, pero no me ha causado una mala impresión. Eso sí, no ha conseguido engancharme. Los gráficos en 3D mejoran y por petición popular es recuperado el point-and-click (que se me hace raro en un ambiente tridimensional), los acertijos recuperan su fuerza de las primeras entregas, pero George va perdiendo su gracia. Sus comentarios irónicos ya no son los mismos. Aparece una nueva personaje, Anna María, que mete a George en otro de sus típicos líos, relacionado con un manuscrito y con Moisés (sí, el personaje bíblico); a George este nuevo personaje le pone cachondo; y Nico sigue por ahí dando vueltas.

Por último sólo decir que se está preparando una película sobre Broken Sword (primera entrega), y que en teoría saldrá en 2009.

Os dejo un vídeo que subieron a la red los chicos de www.gameprotv.com y que resume mucho mejor que yo este incomparable juego que vale la pena conocer.

1 comentarios:

BaD-GirL dijo...

Woooowww me encanta este juego!!