20 enero 2008

La pollería de los horrores


Este es un blog para todos los públicos, pero todos, todos.
Así que me quiero dirigir a todos los pollos que leen blogguno:


Pollo insensible ante el asamiento de otros pollos.


Este pollo, o es el Hitler de la granja o es un inconsciente que no sabe leer y no ha visto lo que le van a hacer...

Si fueras un pollo, y te fueran a asar...¿harías ese gesto?

Me he permitido emborronar el número de este
Auschwitz para pollos de la manera más cutre posible, exacto, con el paint. Aunque en realidad es una tontería. Lo sé. Porque los que vivis cerca o lo habéis visto, con el nombre lo reconoceréis (ya que las cosas no se suelen reconocer por el teléfono, excepto el 061) y los que no, no creo que vengáis desde los confines de la tierra a ver este asador.

Pues eso, si sois pollos y estáis leyendo este blog, no os acerqueis a ese pollo traidor y perdón por la tortilla del otro día.


Saludos a todos los seres que nos leen, y a los que miran las fotos solas también, y a los que comentan, y a los que leen y votan la encuesta, y a los que solo votan, al resto no.

Dreamer


3 comentarios:

Juan Solo dijo...

Sí, es cierto. Hay una curiosa afición a mostrar sonrientes a los animalillos que vamos a zamparnos, ya sean pollos, cerditos o vacas.
Es como si nos dijeran: estoy requetebueno, ¿por qué no me pegas un "bocao"?
¡Ojalá esta practica se amplíe a los humanos y algún día veamos el cartel de un político con pose de "no me va a votar ni el Tato" o a un boxeador anunciando un combate con cara de "me van a dar la del pulpo".

Juan Solo

miguel dijo...

Qué le habrán ofrecido a este pollo para hacer eso?

Arimike dijo...

Pio pio.
Qué miedo.

Saludos cordiales.
A mi ásame si quieres, dame vueltas como una peonza, pero por el amor de Dios... ¡no me eches la salsa agridulce!.