30 julio 2006

Compañías de telefonía móvil

Buenas noches, bloggunos. Este es el segundo día de vida de nuestro blog y quiero hacer ya una crítica feroz. En esta ocasión, la primera realmente, dirigida a la atención al cliente de las tres compañías de telefonía móvil de España (sísí, tanto la azul, como la roja, como la verde; la naranja no, que es a la única a la que no he pertenecido... si me regalan una boina, a lo mejor me paso).

Empecé en Amena (versión verde). He de admitir que me encantaba llamar al teléfono de atención al cliente. Por la música, claro. Era a todo ritmo; una combinación de sonidos tan pegadiza, tan emocionante... Oh, Amena. Cuánto gancho comercial... Beethoven, un Papá Noel verde. Pero, al menos por aquellos tiempos (tenía tarjeta prepago), 10 euros era el mínimo de recarga, y quizá no os pase lo mismo, pero vete tú a darle diez euros al hombrecillo del locutorio de abajo para que se esfumen a los dos días en mensajitos. Así que me fui de Amena [pero no dejo de recomendar la compañía para los usuarios de contrato].

Me compré un teléfono nuevo en Movistar. De la atención al cliente de esta compañía tengo recuerdos muy leves. Sólo sé que NUNCA te va a coger el teléfono un extraespañol (tradicional de Telefónica). Y que la música es aburrida. Y que intentarán venderte lo que sea, de la forma que sea, pero SIEMPRE quitándote el mayor dinero posible. Sí, habéis adivinado: no me cae bien Telefónica. Pago su ADSL y confío en él, pero soy consciente de que me roban y no los soporto. Es como ese odio innato a Bill Gates, tan parecido al amor platónico. Y volviendo a Movistar, no está mal: mucha cobertura y buenos precios, pero no tiene las mejores ofertas.

Me volví a comprar un móvil, esta vez de contrato. Vodafone. Me gusta. La tarifa vitamina es muy útil y adaptable. Yo utilizo el 60x1. Los puntos sirven (sobre todo a los coleccionistas de móviles) y no hay sorpresas en la factura a fin de mes. Por cierto, a los de tarjeta prepago les regalan 18 euros sólo por pasarse de otra compañía y responder a una máquina a la cual le mentí en un 80% del cuestionario (jeje, hice la portabilidad de mi número movistar sólo por esos casi veinte euros en llamadas). La atención al cliente, según este reportaje del año pasado (del mismo día que conocí a mi novia, por cierto) está "por delante". Textualmente:

Los servicios de atención automática al cliente de Vodafone España son los más avanzados de todo el grupo y registran un nivel de satisfacción de sus usuarios de un 95 por ciento, informaron fuentes de Vodafone.
Y más adelante explica que la máquina de atención al cliente se sabe todas las preguntas que le puedes hacer en el mundo mundial para que, por lo tanto, no tengas por qué hablar con ningún agente de carne y hueso. Pero como casi nunca llamo para conocer las nuevas ofertas maravillosas, ni para recargar mediante tarjeta de crédito, ni para cambiar de modalidad vitamina, la mitad de las veces acabo hablando con un argentino, y no con la simpática máquina. De todos modos, la mujer-robótica es una maravilla: ni siquiera hay que apretarle los números, sólo usar la voz (pobres mudos, tendrán que quedarse en las otras compañías). La música es más aburrida todavía que la de Movistar y a veces pasan cosas como lo que me pasó el otro día:

-Dígame por favor dónde se encuentra.
-Marbella.
-Muy bien. ¿Y la ciudad?
-¿...? Marbella.
-Ciudad Marbella, provincia Marbella, ¿correcto?.
-No, no. Málaga.
-¿No era Marbella?
-Marbella es una localidad de la provincia de Málaga.
-Entonces, provincia Marbella, localidad Málaga.
-No, al revés. Marbella es una localidad de la provincia de Málaga.
-Provincia, Málaga. Localidad, Marbella.
-Sí.
-Muy bien, espere un momentito por favor
(PASAN CINCO MINUTOS EXACTOS)
Cuelgo.


Era una pobre argentina que creo que no ve la tele. Mientras esperaba que volviera ya había solucionado mi problema.

Así que, esto es todo. Conclusión: ninguna compañía vale la pena.


Pero... siempre nos quedará la naranja.




2 comentarios:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=HcoeLFb7SgU

yo ya no puedo mas

Un Saludo
lordoftherings@ya.com

Misósofos dijo...

La verdad es que creo que a más de uno nos ha dado ahora por quejarnos de las compañías de telefonía móvil...
Por algo será, ¿no?