12 agosto 2008

Sobrarse


He encontrado este artilugio en mi casa. Mi perversa mente y el hecho de hacerme una idea en la primera palabra (PEDOmetro) y no seguir leyendo me ha llevado a errores, pensando que este objeto servía para otra cosa que medir kilometros.

Lo peor, que a esa conclusión no he llegado sola leyendo lo que ponía abajo, sino que me he dirigido a mi hermano pequeño, con mi cara de primogénita sobrada, a preguntar para que valía con mi risita de chiste de caca. Me lo ha explicado. Me he agachado, he recogido del suelo mi amor propio y me he marchado.

2 comentarios:

sendells dijo...

En español es podómetro (también vale cuentapasos). Pero yo la primera vez que lo leí en inglés también me eché unas risas.

mamarracho dijo...

Pero existen pedómetros eh! jajaja